Los síntomas de un quiste ovárico pueden ser dolor o sangrado. Algunas mujeres pueden ser asintomáticas. El dolor que sienten las mujeres puede ser sordo o agudo, intermitente o constante. Si bien el dolor tipo cólico en la parte inferior del abdomen no está asociado con un tumor de ovario, puede ser un síntoma de un quiste de ovario próximo. También es posible un dolor agudo repentino cuando el folículo se rompe, lo que hace que se tuerza y ​​cause un dolor intenso. El sangrado vaginal y los períodos anormales no están asociados con una ovulación.

La mayoría de los quistes ováricos son inofensivos y no requieren tratamiento. Los quistes funcionales son inofensivos y generalmente desaparecen por sí solos en tres meses o menos. No causan ningún síntoma. Si el quiste es grande o causa síntomas, puede ser necesaria una cirugía. Algunas mujeres pueden quedar embarazadas con un quiste funcional, pero si los ovarios ya han sido dañados por el tumor, el tratamiento quirúrgico podría ser la única opción. Algunas mujeres pueden necesitar cirugía si el quiste crece o causa otras complicaciones.

Las mujeres deben buscar atención médica para un quiste si experimentan dolor pélvico o sangrado uterino inusual. Algunas mujeres pueden experimentar fiebre o náuseas con dolor pélvico. Un quiste ovárico roto puede cortar el suministro de sangre al ovario. Esto puede conducir a complicaciones graves, como la ruptura de un ovario. Independientemente de la causa del dolor de una mujer, se debe buscar tratamiento de inmediato.

En algunos casos, un quiste de ovario puede ser un signo de cáncer. Si la sangre de un paciente es positiva para estos químicos, entonces el médico de la mujer puede considerar la terapia hormonal para prevenir futuras ocurrencias de la condición. Si bien la gran mayoría de los quistes ováricos son benignos, algunos pueden ser cancerosos y requieren tratamiento quirúrgico. Algunas mujeres no pueden concebir debido a un quiste ovárico.

Si el dolor es un síntoma de un quiste ovárico, los síntomas de un quiste ovárico roto varían de una mujer a otra. Un médico realizará un examen físico y hará preguntas sobre el historial médico de la mujer. A menudo, el quiste ovárico inflamado o doloroso se revelará durante un examen pélvico. Es posible que se necesiten más pruebas para confirmar el diagnóstico. Un médico puede recomendar un tratamiento hormonal y el quiste puede extirparse quirúrgicamente o tratarse con un dispositivo especializado.

Los síntomas de un quiste ovárico roto estarán acompañados de dolor abdominal. En casos leves, el dolor puede aliviarse tomando analgésicos. Si el dolor es intenso, el médico puede recomendar una ecografía pélvica o un análisis de sangre para confirmar el diagnóstico. Si el folículo está roto, una ecografía mostrará el tamaño y el color del quiste, así como si es sólido o líquido.

Aunque un quiste puede ser un signo de una afección más grave, la mayoría de los quistes son benignos y desaparecen por sí solos sin tratamiento. No son dañinos, pero pueden afectar la salud de una mujer y su bebé. Sin embargo, si no se trata, un quiste ovárico puede provocar una complicación, como la ruptura de un ovario o una infección pélvica. Es importante conocer los síntomas de un quiste de ovario para determinar si requiere tratamiento.

La mayoría de las mujeres con quistes ováricos no experimentan ningún síntoma. Una pequeña puede no tener síntomas perceptibles. Pero un quiste que es más grande puede ser un signo de una afección más grave. Los síntomas de un quiste ovárico pueden incluir dolor, presión pélvica y períodos menstruales irregulares. Si experimenta alguno de estos síntomas, debe comunicarse con su proveedor de atención médica lo antes posible. La condición de un quiste puede interferir con el sistema reproductivo de una mujer, causando la salud de la mujer.

Cuando tiene un quiste ovárico sintomático, debe consultar a un médico lo antes posible. Su proveedor de atención médica realizará un examen físico y le preguntará acerca de su historial de salud. También puede tener un quiste ovárico si tiene dolor pélvico, pesadez o sangrado. Si los síntomas son severos, debe considerar un procedimiento quirúrgico. Los quistes ováricos pueden poner en peligro la vida y no deben ignorarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.