¿Qué es el fascitis necrosante? Es una enfermedad inusual pero muy grave con una alta tasa de mortalidad. Es una infección de la fascia, la capa de tejido debajo de la piel. La infección es causada por numerosos tipos de bacterias, y las bacterias ingresan a través de una herida punzante. La causa más común de fascitis necrosante es una lesión en el tobillo o el pie. Copeland sufrió la afección después de caerse de una tirolesa casera en Carrolltown, Georgia. El ambiente allí suele estar lleno de bacterias.

El tratamiento quirúrgico para la fascitis necrosante suele ser necesario. La piel puede romperse y las bacterias pueden infectar el tejido. Los procedimientos quirúrgicos también pueden ayudar a extirpar el órgano infectado. Si la enfermedad se detecta a tiempo, se puede tratar con antibióticos y procedimientos para salvar las extremidades. En casos severos, la infección puede propagarse a los órganos internos y provocar la amputación. En casos severos, puede requerir cirugía.

Cuando ocurre la fascitis necrotizante, el área infectada se inflamará, lo que provocará una infección dolorosa. La infección puede propagarse de una extremidad a la otra, lo que requiere amputación. El paciente será tratado con un procedimiento quirúrgico para salvar el tejido sano. El paciente necesitará múltiples procedimientos para evitar que las infecciones bacterianas se propaguen. El área afectada puede necesitar un injerto.

La cirugía es el primer tratamiento para la fascitis necrosante. Un cirujano desbridará el tejido necrótico y recolectará muestras de tejido para las pruebas de laboratorio. El tratamiento quirúrgico puede reducir la mortalidad y la morbilidad en pacientes con la afección. En casos severos, la cirugía puede ser necesaria. Es vital buscar atención médica de inmediato para esta infección. Sin embargo, el mejor tratamiento para la fascitis necrotizante depende de su gravedad y ubicación.

En la mayoría de los casos, la condición comienza con un corte menor. Las bacterias que causan la fascitis necrosante comienzan a romper la piel y se propagan rápidamente. La infección eventualmente se propagará a los tejidos circundantes. Las bacterias ingresan al torrente sanguíneo y se multiplican en el área afectada. Como resultado, la herida comenzará a sangrar. Puede propagarse de una extremidad a otra y la infección suele ser fatal.

Los síntomas de la fascitis necrosante son variados. La infección comienza con un pequeño corte. La infección se propagará rápidamente a medida que las bacterias liberen la sustancia nociva. En casos severos, esto puede conducir a la amputación de la extremidad afectada. Algunos pacientes experimentan cicatrices menores o amputaciones menores. Los sobrevivientes pueden requerir varios procedimientos quirúrgicos, cierre tardío de la herida e injerto de piel para restaurar la función normal.

Cuando una persona desarrolla fascitis necrosante, es importante obtener atención médica inmediata. La infección no es contagiosa, pero los síntomas de la condición pueden variar de un paciente a otro. Si afecta la piel, puede ser necesaria la amputación u otro procedimiento quirúrgico. Según la gravedad de la afección, la amputación o amputación de una extremidad puede ser la única opción.

El tratamiento para la fascitis necrosante varía. El método de tratamiento más eficaz implica la cirugía. En casos severos, puede ser necesaria la amputación y el injerto de piel. También es muy difícil obtener un diagnóstico en las primeras etapas de la enfermedad. Durante las primeras semanas posteriores al inicio de los síntomas, su médico le recetará antibióticos. También puede someterse a múltiples procedimientos quirúrgicos.

Una vez que tenga fascitis necrosante, debe buscar atención médica lo antes posible. Se puede propagar rápidamente por el cuerpo, lo que provoca síntomas graves, como fiebre alta e hipotermia. El área afectada puede parecer brillante y sentirse difícil de tocar. Si es un síntoma de la enfermedad, debe acudir de inmediato a la sala de emergencias más cercana. Si la infección es grave, puede ser necesaria una transfusión de sangre.

Si tiene fascitis necrotizante, su médico examinará el área y determinará la causa de la afección. La condición puede ser causada por una variedad de bacterias. La infección también puede ser causada por un paciente inmunocomprometido. Estas condiciones a menudo van acompañadas de niveles alterados de conciencia y fiebre. Los síntomas de la fascitis necrosante varían de un paciente a otro. Algunas personas pueden experimentar casos leves de la afección, mientras que otras pueden desarrollar un caso más grave que requiera cirugía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.